3 jul. 2017

EL #17: Finales (satisfactorios y regulares)

Bienvenidos Lectores a el Experiencias de Lector de hoy en el que les diré algunos de los tipos de finales de libros con los que me he enfrentado en el tiempo que llevo siendo amante de la lectura.
Comencemos:

Creo que muchos de ustedes estarán de acuerdo conmigo en que un buen final es una parte crucial de un buen libro, y aún más importante cuando es el del último de una saga, pudiendo tener algunos puntos que no nos agradan (como puse en el meme que compartí en mis Redes sociales XD), dejar una gran satisfacción acerca de toda la historia, un vacío en el corazón del lector o un mal sabor de boca por no ser para nada agradable -en la opinión de cada quien-.

A lo que voy con esto es a intentar explicar la gran relevancia que tiene la conclusión de una novela en la impresión que deja en quien la lee, y, al ser tan importante para nosotros como lectores, creí que les sería interesante saber algunos tipos de estos que he vivido, esperando que se identificarán con alguno y que me lo escriban en los comentarios (junto con su propia experiencia de lector), así que aquí se los dejo:

Los satisfactorios

-Los finales personales
Este tipo de final solo lo he visto una vez, con El libro salvaje de Juan Villoro. Este tipo de final te habla directamente, llegando a tocarte de una manera especial, te hace sentir un estremecimiento de lo personal que sientes ese llamado que hace el autor al lector.
En algún Book Tag mencioné esto mismo, aunque no recuerdo en cual XD, y también dije como no pude contener la emoción que me dejó terminar este libro al grado de que tuve que soltar un grito en cuanto leí la última palabra, aún con mi mamá y mi hermana en la misma habitación, que voltearon en cuanto lo hice (aunque no fue tan escandaloso 😅).

-Los finales fuertes y nostálgicos
Son fuertes porque son finales de una saga o trilogía, lo que da mucho miedo porque puede que termine con la historia que has seguido por mucho tiempo de una manera espectacular, regular o mala y son nostálgicos porque justo después de acabarlos (y mientras estés intentando dormir) empiezas a tener un nudo en el estomago y te pones a pensar que esa historia con esos personajes con los que te encariñaste tanto ya no seguirá... todo acabó, pero acabó bien :).
Esto me pasó con La encantadora de Michael Scott que termina una saga de 6 libros que me acompañó por mucho tiempo y que si tuvo un impacto muy fuerte en mi cuando lo acabé. Esa noche me quedé pensando mucho rato XD.

-Los finales fuertes pero tranquilos
Igual que con el anterior, este tipo de final da muchos nervios para el lector, pero es tranquila, porque no deja ese sentimiento de nostalgia del anterior, si no que te deja saciado, te deja contento con un final que es bueno, que cierra de buena manera la historia.
Este tipo lo encontré en Muerte de Tinta de Cornelia Funke, del que ya sabía el final porque, como dije en el EL #4 de Spoilers, un compañero de mi secundaria lo leyó y me lo dijo ;-;
Lo más sorprendente es que, aunque tuviera ya una idea de lo que podría ser la conclusión (porque no estaba seguro de que si me hubiera spoileado de verdad -aunque después supe que era cierto 😭-), eso no le quitó lo especial que fue el terminar esa trilogía que me gustó tanto, sin dejarme ese nudo en el estomago, solo satisfacción.


Los regulares
-Los finales abiertos
Ojo: estos son "regulares" solo para mi, en la mayoría de los casos, aunque para algunos podría ser agradable que un libro termine con un aspecto de la trama sin resolver, con algo que se deja a la imaginación del lector.
Para mi esto no funciona, si ya me encariñe con un personaje necesito saber que es lo que seguirá en su historia y como esta termina, pero no, el autor deja el final abierto.
Me pasó a medias con Sebastían Darke y el príncipe de los exploradores de Philip Caveney porque cuando termina el libro se deja un aspecto en la vida del protagonista sin resolver, no taaaan abierto, pero tampoco se concluye o se ve como se sobrepone a esto.
Hace poco me enteré buscando en Internet de que existe una continuación, pero lo leí hace algunos años y en ese entonces me dejo muy consternado (aunque me gustó que me transmitiera tantas emociones, pero igual XD).

-Los finales sorpresa
Con sorpresa no me refiero a que exista la revelación de un secreto o algún giro en la trama, lo que de hecho me agrada, si no a que la historia acabe de repente, que todavía pensabas que quedaban algunas páginas y de la nada se terminó el libro y te das cuenta de que lo que quedaba eran cosas extra.
Esto me pasó con Como un niño más de Torey L. Hayden, porque yo veía que en la página siguiente todavía había texto y cuando acabe en la que estaba y le dí la vuelta ví que lo que seguía era el Epilogo.
Terminó de sorpresa, sin que pudiera tener ese nerviosismo de saber que solo faltan unos cuantos renglones para acabar el libro y eso, aunque no me arruino el final, no me dejó disfrutarlo tanto.

Originalmente pensaba nombrar a la segunda sección de este EL "catastróficos" y no "regulares", pero me dí cuenta de que no he leído muchos finales "malos", porque si un libro no me esta gustando generlamente lo dejo XD, pero si en algún momento me toca esta mala experiencia de lector se los haré saber.
Espero que les gustara esta lista de tipos de finales, que le den +1, lo compartan con sus amigos lectores y se suscriban al blog.
Sigan disfrutando de sus lecturas y nos vemos en la próxima entrada de Un Lector Joven :)

2 comentarios:

  1. Odio los finales sorpresa, siento que a veces los hacen así para poder sacarle más dinero a las historias :B
    Los mejores son, por supuesto, los fuertes pero tranquilos ;)

    PD: veo que estás empezando en blogger, te deseo mucha suerte ;D

    ResponderEliminar
  2. Jaja tienes razón, gracias por comentar

    PD: gracias por tu PD XD

    ResponderEliminar